sábado, 13 de octubre de 2012

Tiempo Geológico


TIEMPO GEOLÓGICO Y SIGNIFICADO DE FÓSILES


El tiempo geológico es el estudio de la historia de la tierra, desde la formación de su corteza terrestre (unos 4600 millones de años atrás) hasta nuestra actualidad.
El tiempo geológico nos sirve, para situar dentro de un tiempo determinado, aparición o desaparición de especies, algún carácter nuevo de algún organismo, cambios en el clima así como los diversos factores que afectan a la tierra. Varios isótopos tienen períodos de desintegración comparables con la edad del universo. Por la concentración relativa de los mismos, así como de los productos de su desintegración, al investigar las rocas terrestres y lunares y sustancias meteóricas del sistema solar, se ha concluido sobre la edad del planeta. La escala de tiempo geológico sirve para ordenar y mostrar los acontecimientos importantes, en la evolución del Planeta.  Los métodos de medida de tiempo pueden clasificarse en dos grandes categorías: la que estudia el movimiento continuo y conduce a la noción de escala de tiempo, en la cual asociamos el concepto de fecha  para la graduación de la escala, y la  que se basa en la  noción intuitiva de los intervalos de tiempo, de donde surge la necesidad de buscar una unidad de tiempo adecuada para medir el intervalo, y por lo tanto el instrumento que  lo mide. En nuestro caso el primero será el millón de años y los segundos los relojes atómicos naturales aportados por elementos radioactivos.
El tiempo geológico  puede ser absoluto o relativo; el primero se define por la desintegración de elementos radiactivos, principalmente en rocas ígneas y a veces en sedimentarias o en fósiles, en tanto que el segundo se determina por la superposición relativa de las rocas sedimentarias o por razonamientos paleontológicos.
Debido a los descubrimientos y las dataciones más rigurosas de fósiles, las rocas y los restos arqueológicos, la división de la escala del tiempo geológico se ha ido tornando más compleja.
La división de la escala esta dada por una segmentación y subdivisión de forma jerárquica, de mayor a menor: en Eones, Eras, Periodos y Épocas. Estos poseen nombres de aplicación universal, asociados generalmente a los fósiles donde fueron encontrados los datos más significativos de la división.
Eones: representan las mayores extensiones de tiempo, equivalente a un tiempo de 1000 millones de años. Se distinguen 3 eones: Arcaico, Proterozoico, Fanerozoico. Pero además en la geocronología anglosajona es adherido el Hadeico, por la evocación al hades infernal desde la formación hasta el comienzo del arcaico.
Era: varía desde decenas hasta centenares millones de años. Tomando importantes procesos geológicos y biológicos. En la escala hay 3 eras: Paleozoica (“vida antigua”), Mesozoica (“vida intermedia”) y Cenozoica (“vida reciente”).
Periodos: son una subdivisión de una era. Se pueden subdividir en unidades más pequeñas denominadas épocas.”(Ej. Triásico. Jurasico, Cretácico, que son correspondientes a la era mesozoica), caracterizados por cambios menos profundos en comparación las eras.
Época: es una subdivisión de un periodo; como lo es el caso del periodo terciario que posee las épocas de: Paleoceno, Eoceno, Oligoceno, Mioceno, Plioceno.
LOS ESTRATOS
La formación de los estratos
Los estratos, capas en las que se disponen las rocas sedimentarias, se forman por acumulación, compactación y cementación de sedimentos. Esta acumulación se produce en zonas determinadas, las llamadas cuencas sedimentarias. El fondo del mar, las orillas de ríos en su curso bajo, etc., son ejemplos de lugares donde se acumulan sedimentos y se forman rocas sedimentarias.
 Puesto que en una cuenca sedimentaria se acumulan sedimentos continuamente, los que quedan por debajo van convirtiéndose en roca. Por eso, la transformación se produce de forma que las rocas se disponen en capas.
El análisis de los estratos, de su composición rocosa, contenido en fósiles, disposición, etc., proporciona valiosos datos sobre el pasado de la Tierra.
Datación
La datación o edad absoluta es un valor numérico, más o menos exacto. Por ejemplo, si se dice que una roca tiene 3.000 millones de años, se está haciendo referencia a su edad absoluta. Para saber la edad absoluta de una roca o un estrato, hay que aplicar técnicas como la datación con isótopos radiactivos.
La datación o edad relativa se establece por comparación con otras rocas o fenómenos geológicos del pasado. Así, por ejemplo, ordenando de más antiguo a más moderno los estratos de una región, se establece su edad relativa. Es relativa porque siempre hace referencia a la edad de un estrato, una roca o un fósil cuya edad se conoce bien. Por tanto, este tipo de datación se puede realizar simplemente aplicando los principios de la estratigrafía o los conocimientos sobre la antigüedad de los fósiles.
Los tres principios de la estratigrafía
La estratigrafía, parte de la geología que estudia los estratos, tiene tres principios fundamentales que sirven de base para el análisis de los conjuntos sedimentarios y la obtención de información. Se trata de hechos de muy fácil comprobación, que se verifican en todos los conjuntos de estratos y que nos permiten tanto establecer su antigüedad relativa como comprender algunas de las condiciones vigentes en el medio en el momento de la deposición de los sedimentos y de la consolidación de las rocas. Son los principios de superposición normal de los estratos, de la sucesión biológica y del actualismo. Según el principio de superposición normal de los estratos, formulado por Steno en 1669, los estratos están dispuestos en el mismo orden en que se depositaron los materiales, siempre que no haya habido una alteración posterior importante. Por eso, cuando observamos una columna de estratos en una zona concreta (una columna estratigráfica), podemos afirmar normalmente que los estratos más antiguos son los que quedan más abajo.
 El principio de la sucesión biológica (Smith, 1779) afirma que si en un estrato hay fósiles, estos se debieron formar al mismo tiempo que la roca que constituye el estrato. Por eso, si encontramos los mismos fósiles en dos estratos distintos, podemos decir que ambos estratos se formaron en el mismo período de tiempo. Este principio nos permite ordenar los estratos por su edad, si conocemos la antigüedad de los fósiles que contienen.
El principio del actualismo (Hutton, 1778), postula que en el pasado debieron actuar los mismos mecanismos geológicos que lo hacen en la actualidad. En algunas rocas, por ejemplo, encontramos ripple-marks, ondulaciones que hoy se forman por el oleaje tranquilo en la arena de las playas. Por el principio del actualismo podemos afirmar que ese estrato que contiene dichas ondulaciones en su superficie, se formó en una zona marina.
Correlación litológica

Para realizar la correlación litológica se consideran los perles litológicos obte-nidos luego de la interpretación del tipo de material que existe en el subsuelo. Setoman en cuenta todos los estratos para establecer una secuencia litológica entrecada sondeo.La correlación litológica considera la división del área de estudio en seccionesque estén conformadas por sondeos ubicados de la forma más lineal posible o con-siderando direcciones que permitan interpretar la litología del subsuelo de la mejormanera, ver gura 5.52.El proceso correlativo consta de los siguientes pasos:Considerar todo la zona de interés para establecer las orientaciones preferen-ciales de las secciones a correlacionarEscoger los sondeos que constituyan una sección adecuada para el análisisdel subsuelo y que se encuentren lo más alineados posibleAbarcar la mayor zona posible con cada sección aprovechando al máximo lossondeos de los cuales se dispongaUtilizar los perles geológicos obtenidos a partir de la interpretación de resis-tividades por sondeo (ver sección 5.2.4)Posicionar cada perl de forma adyacente entre sí con una distancia longitudi-nal a escala de tal forma que se observe el espesor de cada estrato litológicosegún corresponda. Las escalas horizontales y verticales se mantienen igua-les, pero la escala de los estratos del subsuelo se aumentan con nes deresolución y visualización de la imagen.Posicionarlos a escala vertical respetando la cota del terreno que posea cadauno medido sobre el nivel del marUnir los estratos que correspondan con secciones de la misma litología pormedio de lineas que asocien una continuidad lateral de espesores siempreque se siga una lógica correlativa que respete el principio estratigráco dehorizontalidad originalDelimitar la desaparición de estratos en determinados perles por medio detruncamientos o adelgazamientos de los espesoresEn caso de que exista mucha heterogeneidad en los espesores se deben asociarvarias litologías a un mismo tipo llamándolo de manera tal que describa el compor-tamiento del conjunto de materiales involucrados para simplicar interpretacionesy en aquellos casos en los que no aparezca alguna capa en determinada sección,entonces se inere un espesor mínimo de 0,10m para efectos de correlación y mo-delado nal.

Escala Litologica



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada